Entrevistas
Dejar un comentario

10xLENS: Pablo Useros

Pablo Useros

Pablo Useros

Continuamos las entrevistas de 10xLENS con Pablo Useros, un buen tipo que además de saber mucho de vídeo, es el profesional que ha grabado y editado las piezas de nuestros talleres de autor y de la aplaudida serie Hoja de Contactos. Pablo Useros es el creador de la productora Workroom Films y el profesor del Curso de Iniciación al Vídeo Digital.

LENS: ¿Cómo definirías el camino que has recorrido desde que empezaste a dedicarte profesionalmente al mundo del vídeo?

PABLO: Soy un flâneur. Por tanto tiendo a picotear mucho y siento que todavía estoy en proceso de definirme. Según pasan los años se van perpetuando algunos tics, y algunas manías que forman un bosquejo de hoja de estilo. Una brecha ya muy consolidada es la renuncia a la narrativa. Aunque en realidad es imposible “no narrar”. Cómo mucha gente me inicié haciendo cortos y emulando mejor o peor las narrativas clásicas.

Lo que he aprendido estos años es el difícil balance entre el trabajo artístico, difícil de rentabilizar (las lentejas) y el comercial o corporativo. Hay una inevitable esquizofrenia que con el tiempo va amainando.

El mundo del vídeo es muy amplio: ¿Cuáles son los terrenos que más te interesan?

Un cine abierto, lo que llaman expandido. Que no necesita de una narrativa ni por tanto de los formatos temporales habituales. Un cine de degustación lenta, de poso impresionista.

Cada vez estoy más inclinado a jugar con materiales reales y por tanto no planificados.

Últimamente experimento mucho con el movimiento o debería decir con la ausencia de movimiento -fotografía- o con la absoluta quietud del fotograma –frame-.

Pablo Useros - Summer in the city, 2010

Pablo Useros - Summer in the city, 2010

¿Cuáles son los cambios introducidos por las cámaras DSLR que graban vídeo de alta definición?

Creo que está ya produciendo una nueva tipología de cineasta. Más ágil, más reportero, más flâneur. Es una redefinición del cineasta del directo. Mucho más independiente. Ahora mismo uno puede producir una película por su cuenta y distribuirla por su cuenta. Sin ayuda de nadie. Adecuarse a este privilegiado vértigo es una de los objetivos del cineasta digital..

Pablo Useros - Summer in the City, 2010

Pablo Useros - Summer in the City, 2010

De todos tus proyectos videográficos, ¿de cuál estás más satisfecho? ¿Por qué?

Estoy satisfecho cuando encuentro una idea en la que basar un proyecto. Encuentro mucho placer en el garabateo de un proyecto, en sus primeras certezas. Luego algunas películas me parece que terminan conjugando muy bien la idea con la forma. Es el caso de The Human Race que era parte de la serie Found People movements. Es de hecho una película que sigo rentabilizando en nuevas ideas y que para próximos proyectos es una excelente guía.

Pero como dicen los músicos el proyecto que más me gusta es el último disco. Ahora estoy en varios proyectos a la vez. Me cuesta mucho ir uno a uno; nunca he podido leer solo un libro a la vez, y con la práctica videográfica me ocurre lo mismo. En lo que más me ocupo ahora es “En la extrema agonía de vivir” proyecto todavía bastante indefinido en el que la premisa es grabar o regrabar vídeos de personas anónimas por youtube en momentos turbulentos -que son muchas veces los momentos que más vida destilan-. El sufrimiento es vida. Y es muy paradójico que estos momentos “agónicos” son bastante triviales y muchas veces son recogidos por el móvil de un colega de universidad.

Podría decir que trato de reordenar el ruido de vidas ajenas. Ese insondable ruido que es youtube.

¿Quiénes son tus maestros o, al menos, quiénes son los que más te han influido y transformado tu manera de realizar vídeo?

No son maestros, son padres a quienes lo que más te apetece es asesinar –o robarles su obra-. Mi artista perfecto sería una mezcla entre Henry Miller, William Klein, Jonas Mekas y Marcel Duchamp. Luego aparecen y desaparecen secundarios de lujo.

¿Cuáles son las líneas que ha seguido la evolución del vídeo durante los últimos años? ¿Hacia dónde nos dirigimos?

Básicamente las dos tendencias están muy asentadas. Seguirá habiendo Lumieristas –herederos de los hermanos Lumière– y Melienses –nietos de Georges Meliès-. Las innovaciones tecnológicas no han suplantado las dos opciones básicas: documentar la realidad o imaginar otros mundos.

Se habla mucho de la desaparición de fronteras, de hibridaciones y todos esos clichés tan usados por la crítica contemporánea. Pero las fronteras siguen ahí. Uno sigue eligiendo entre prosa y poesía; entre la realidad de los Lumière y la fantasía de Meliès. Esas decisiones están siempre presentes. Lo único es que los maridajes son cada vez más extraños.

Recomiéndanos algún buen vídeo que hayas visto últimamente.

Recomendar… creo que soy mejor recomendando medicamentos. Pero hablaría de un cineasta que me ha sorprendido mucho. Jorge Cosmen de Les films anonymes. Es alguien que podría enlazar un poco con la nueva tipología que hablaba antes. Un cineasta ágil (su 5d y no creo que mucho más), que se cuela por la realidad tratando de dar su versión. Y quién, otra característica muy contemporánea, igual hace un anuncio, un videoclip, una película o una pieza cercana al video arte.

Esta pequeña película me parece enorme. Un uso genial de lo que el explica muy bien citando a Eisenstein “la poética del contraste”.

¿Qué le dirías a alguien que quiera iniciarse en el vídeo digital?

Hay un poema de Bukowski. Una ristra de avisos a los que quieren ser escritores. Vale perfectamente para cualquier modalidad artística. Entre muchas cosas dice que si no te sale fácil que ni lo intentes, “a menos que te salga del alma como un cohete”.

¿En qué te gustaría incidir más durante el curso de Iniciación al Vídeo Digital que vas a impartir en LENS?

Sobre todo a tener las herramientas para afrontar un proyecto. Las ideas pertenecen a cada uno. Hay que dejar las tuberías bien limpias y engrasadas para que esas ideas fluyan. Y quiero que los alumnos vean que el panorama es amplísimo, pero que de una u otra manera uno poco a poco se va dirigiendo hacia un camino concreto y que hay que tratar de detectarlo y obrar en consecuencia. Hay que saber si uno está en el bando de Melies o en el de Lumiere; si uno quiere trabajar en soledad o con un equipo, saber cual es tu público… Demasiadas dudas. Me alegra que el curso sea de trago largo.

¿Algo más?

Sí, me gustaría que los alumnos aprendan las reglas y al día siguiente se esforzasen en romperlas. Pondremos muchos fragmentos de obras que su única función es desdecir las reglas y refrescar la imaginación. Nada hay más carca que lo de “todo está inventado”. Todo esta por hacer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s