Formacion
Dejar un comentario

Así fue el taller de Ricky Dávila en LENS

El bautizo de LENS Escuela de Fotografía no pudo ser más provechoso. Un grupo excepcional de 10 alumnos con ganas de aprender y un fotógrafo, Ricky Dávila, que supo desvelar muchas de las preguntas que nos hacen crecer como fotógrafos y como personas:

Taller de Ricky Dávila en LENS

La fotografía como visión personal trasciende la cuestión meramente fotográfica. Al igual que cualquier otra disciplina artística, es un vehículo para articular emociones propias.

La fotografía debe ser sentida.

Debemos alimentar lo multidisciplinar y no quedarnos en el metalenguaje fotográfico.

Reportaje no se opone a instante decisivo.

Desde la desprofesionalización de la cuestión fotográfica, están surgiendo puntos de vista muy interesantes y sentidos. La fotografía no es ya patrimonio de un gremio profesional; se ha democratizado como medio de comunicación (equiparable a la palabra). Las visiones personales son tanto o más interesantes fuera de la profesión fotográfica.

Taller de Ricky Dávila en LENS

El verdadero premio es parir algo desde la propia emoción.

Debemos fotografiar para apelar a la inteligencia de los demás; así lograremos sobrevivir a los desengaños y a los aplausos que nos harían frágiles. No debemos confundir el valor del trabajo de uno con la medida del auditorio.

Hacer fotos tiene que ver con quién somos.

Taller de Ricky Dávila en LENS

La autoría es un proceso de sinceramiento con nosotros mismos, aunque no tenga premio económico.

La fotografía es lo menos inocente que hay y no arregla el mundo. Si el espíritu es meramente informativo, el mejor medio es la televisión. El conflicto moral con ínfulas de autor siempre lo tienen los fotógrafos, nunca un cámara de televisión que está cubriendo el mismo tema.

¿ Por qué no cubrimos los conflictos sin la investidura de periodista, sólo desde nuestra condición humana?

Es la fotografía la que nos hace el favor a nosotros, no al revés. Es la diferencia entre la solidaridad y el amor, hay fotógrafos que salvan continentes y tienen sus matrimonios rotos.

Debemos asumir lo que hacemos por nosotros mismos, trabajar desde la empatía pura, con sinceridad y agradecimiento.

Taller de Ricky Dávila en LENSPara hacer retratos hay querer hablar, contactar, estar con la gente, fotografiar con amor. Debemos retratar para nosotros. En trabajos de autoría, la mirada propia es la firma del autor; debemos buscar nuestra mirada, no la autocomplacencia del retratado.

No hay que olvidar que el retratado regala la imagen al autor.

La curiosidad es el motor de todo.

Todo es tributario de algo, no debemos buscar la falsa felicidad que es lo que nos han vendido como belleza. Interesante y bello es lo que cada uno decide, no lo que nos impongan.

Un buen retratista tiene que ser dominante, sabiendo lo que quiere y lo que no quiere.

Es muy interesante fotografiar para que el espectador sueñe con nuestras fotografías.

El acto fotográfico es muy intuitivo, es antes y después de fotografiar cuando tenemos que reflexionar.

Taller de Ricky Dávila en LENS

Debemos trabajar mucho y disfrutar con lo que hagamos.

Poner un título a un proyecto ayuda mucho a trabajar: no debe ser un título cerrado.

La técnica se puede despreciar, pero no ignorar.

No hay que confundir autoría con blanco y negro.

Taller de Ricky Dávila en LENS

Viajamos para conocer nuestra propia geografía, para ser extraños, para exponernos a la incomodidad de movernos. Es una posición de extrañamiento de la realidad (el viaje es mental, sin buscar exotismos). Viajamos lejos buscando correspondencias.

La curiosidad hay que alimentarla.

Todo buen fotógrafo debe ser buen espectador del trabajo de los demás.

Debemos disparar para el espectador más inteligente posible.

Taller de Ricky Dávila en LENS

Con la cámara podemos opinar, pero no debemos juzgar.

Es importantísimo trabajar con maquetas (que podamos ir modificando), trabajando narrativamente.

No hay que descuidar ninguno de los soportes fotográficos (hoy día es la pantalla, el libro y la pared), cada uno tiene su propio lenguaje y determina nuestro trabajo.

Para editar bien, ayuda mucho elegir un soporte, cada soporte tiene sus propios códigos.

El diaporama es otro soporte, admite más fotos que un libro. Cuidado con la música que acompaña la presentación en pantalla, no tiene que quitar protagonismo a las fotos. Tampoco la letra debe distraer el mensaje fotográfico.

No recomienda admitir en una edición fotografías recién hechas, tiene que pasar un tiempo para poder despegarnos de ellas.

¡Ojo con los clichés visuales!.

La articulación narrativa forma parte del discurso del autor.

Todo lo que incluyamos en nuestro trabajo forma parte del discurso: tipografía, color, material del soporte…

La fotografía es un accidente feliz.

Taller de Ricky Dávila en LENS

Toda imagen es la crónica de una ausencia.

Pero este artículo es la crónica de muchas presencias 😉

¡Gracias, Sergio, Juanma, David, Javi, Pablo, Manu, Adrián, Raúl, Ana y Juanma!

¡Gracias, Ricky! ¡Viva la fotografía!

Textos: apuntes de Ana Yebra. Fotografías de Juanma Ferreira.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s